Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans

Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans
Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans

La historia de éxito de la Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans, es el resultado del reto asumido por el fabricante japonés en 1994, cuando parecía una utopía.

La idea era crear un auto respetuoso con el medio ambiente, con consumos y emisiones más bajos, pero sin renunciar a la potencia, confort y seguridad que se le pide a un automóvil.

En 1997 nació la primera generación del Toyota Prius, que, con su tecnología revolucionaria, se convirtió en el primer híbrido de producción en masa en la historia del automóvil.

La tecnología híbrida comenzó a popularizarse y Toyota quería demostrar su eficiencia y fiabilidad también en las carreras.

Las primeras señales de esta nueva aventura se produjeron en 2005, cuando Toyota Motor Corporation (TMC) comunicó que “se consideraba una actividad en competición con un sistema de propulsión híbrido”.

Las pruebas de resistencia fueron el entorno ideal para este proyecto, porque son las que mejor ponen a prueba la robustez y fiabilidad de una nueva tecnología; y porque en ellas, el consumo de combustible es de vital importancia.

Pero había un gran escollo: al ser una tecnología tan novedosa, no existían coches de carreras híbridos, ni competiciones o categorías diseñadas para ellos o que permitieran su participación.

Por este motivo, Toyota comenzó diseñando un sistema híbrido muy versátil, denominado Toyota Hybrid System – Racing (THS-R), que pudiera adaptarse a diferentes autos y disciplinas.

Su filosofía de funcionamiento era muy sencilla: recuperar energía en las frenadas, para emplearla en las aceleraciones, apoyando con un motor eléctrico al motor principal de gasolina.

Paso a paso, la tecnología híbrida THS-R fue evolucionando hasta llegar a la vanguardia actual, donde todos los años de investigación y desarrollo han permitido que los mayores avances en tecnología híbrida cambien de sentido y vuelvan a recorrer el camino original, de la competición a la calle.

Los avances en la tecnología híbrida reportarán un beneficio directo a los clientes de Toyota en la carretera, y se combinan con los conocimientos adquiridos por los ingenieros de motores para crear vehículos cada vez mejores en el futuro.

Continúa leyendo para conocer todos los detalles de la …

Tecnología Toyota Hybrid en las 24 Horas de Le Mans

You may also like

By 

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter