Porsche 918 Spyder en Pebble Beach Concours d’Elegance

Porsche 918 Spyder 1Estamos en una era donde los súper deportivos poco a poco incorporan tecnologías híbridas para aumentar el desempeño y al mismo tiempo consumir combustible. Muestra de ello es el McLaren P1, el Ferrari LaFerrari y el Porsche 918 Spyder. Nunca antes estas marcas habían recurrido este tipo de tecnología. En esta ocasión hablaremos del modelo que será pauta para los futuros modelos de Porsche.

Podemos decir que el 918 Spyder marca el inicio de una nueva era para la marca alemana. Y es que para la creación de este deportivo los ingenieros de la casa de Stuttgart se pusieron en mente crear un vehículo que combinara aerodinamismo, tecnología y el máximo rendimiento con el mínimo consumo de gasolina. Es así que el nuevo integrante de Porsche es accionado por un sistema híbrido altamente eficiente y de gran alcance.

En el 918 Spyder queda demostrado que el combinar un motor de combustión interna con generadores eléctricos el potencial no se ve perjudicado. Existe un perfecto equilibrio entre eficiencia y rendimiento, sin que uno sea a costa de la otra como sucedía en la mayoría de los modelos híbridos que existen en el mercado.

Método

918 Spyder combina la fortaleza de un motor de combustión interna con la energía de un par de generadores eléctricos, uno en el eje trasero y el segundo en el eje delantero. Esto da como resultado además de un gran fortaleza una excelente dinámica de conducción al tener tracción en ambos ejes. Por otra parte, la máxima aceleración puede ser aprovechada de manera instantánea con sólo pulsar a tope el acelerador.

Como principal fuente de movimiento está el motor V8 de 4.6 litros que produce 612 caballos de fuerza y 390 lb-pie de torque. Este bloque se deriva del auto de carreras RS Spyder, lo que explica por qué la aguja del tacómetro puede llegar hasta 9,150 rpm. Para darnos una idea de la capacidad de este V8 es que logra una salida de potencia de 132 caballos de fuerza por litro de cilindra, esta cifra es la más alta para un Porsche con motor de aspiración natural.

Por su parte, el módulo híbrido comprende un motor eléctrico de 115 kW (154 caballos de fuerza) y un desacoplador que sirve como la conexión con el motor de combustión. Para el eje delantero existe un segundo generador eléctrico de 95 kW (127 caballos de fuerza). Debido a su configuración híbrida en paralelo, el 918 Spyder puede ser alimentado en el eje trasero de forma individual por el motor de combustión o por el eléctrico, o por medio de ambas unidades combinadas. Para dar vida al motor eléctrico la energía se almacena en una batería de ion-litio. Como en todo la capacidad de potencia y la vida útil depende de varios factores, incluyendo las condiciones térmicas. Porsche declara que el período de garantía para la batería es de siete años.

Este Porsche 918 Spyder tiene la capacidad de recargar su batería en una red de alimentación domestica. Solo que el tiempo varia dependiendo del voltaje. Si la toma es de 230 volts la recarga lleva cuatro horas. Pero si se adquiere la estación de recarga rápida el tiempo puede reducirse a más de la mitad.

Al sumar el poder del ocho cilindros con los dos propulsores eléctricos tenemos un total de 887 caballos de fuerza. Igual o más interesante es el consumo de gasolina de solo 36.3 km/l. Solo que al mirar el cronómetro vemos que se trata de un auténtico súper deportivo. Bastan menos de tres segundos para que el velocímetro registre 62 100 km/h, 7.9 segundos para que marque 200 km/h y solo 23 segundos para tocar 300 km/h). De ahí se está a un solo paso de llegar a su tope que es de 340 km/h.

Ligereza

Pero para que el sistema híbrido sea aprovechado en su máximo, se tuvo que crear un vehículo sumamente ligero. Es por ello que para su construcción se utilizó polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP). Es así que en la báscula solo pesa 1,640 kilógramos, una excelente cifra contemplando que equipa el sistema híbrido. Además tiene una distribución de peso 57% en la parte trasera y 43% en la parte delantera, y un bajo centro de gravedad. Todo esto es ideal para una conducción ágil.

Todo el chasís está integrado con sistemas adicionales como una suspensión adaptiva y dirección en el eje trasero. Es decir que las ruedas traseras pueden virar en un ángulo de giro de hasta tres grados. Por consiguiente, el eje trasero puede ser dirigido en la misma dirección que las ruedas delanteras o en oposición a ellos. A velocidades bajas, se dirigen en una orientación opuesta a la de las ruedas delanteras. Esto hace que el vehículo tenga un comportamiento más directo, rápida y preciso, al reducir el radio de giro. En tanto que a velocidades más altas, el sistema orienta las ruedas traseras en la misma dirección que las ruedas delanteras. Esto mejora significativamente la estabilidad de la parte trasera al cambiar de carril rápidamente.

Conducción

Para aumentar la estabilidad y seguridad integra elementos aerodinámicos ajustables, los cuales varían automáticamente dependiendo del modo de conducción: Race, Sport y E-Power. En cada caso los alerones y ventilaciones mejoran la adherencia al suelo o bien permiten una optima refrigeración a todos los sistemas del vehículo.

Una más de las especialidades del Porsche 918 Spyder es la capacidad de funcionar en modo puramente eléctrico. Siempre y cuando la batería está suficientemente cargada en la modalidad E-Power, el automóvil puede cubrir más de 30 km sin emitir emisiones . Incluso puede acelerar de 0 a 100 km/h en menos de siete segundos y alcanzar una velocidad máxima de 150 km/h. Igualmente puede circular en modo Hybrid, aquí los motores eléctricos y el V8 funcionan alternativamente.

En situaciones más aplicadas, el 918 Spyder selecciona el modo Sport Hybrid. En este caso el ocho cilindros funciona de manera continua, mientras que los motores eléctricos proporcionan apoyo para un manejo deportivo. Aunque este estilo de conducción se ve perfeccionado en el modo Race Hybrid. Una vez más, los motores eléctricos proporcionan sostén pero se utilizan hasta el límite de potencia para ofrecer el mejor rendimiento posible de la pista de carreras. Por otra parte, el programa de cambio de marchas del PDK está configurado para una conducción aún más deportiva.

Cabina

Al interior se configuró una cabina al más puro estilo de Porsche. Se divide en dos áreas básicas. En primer lugar, están los controles que se agrupan alrededor del volante junto con la información para el conductor que aparece en tres instrumentos redondos. En segundo lugar, está el bloque de información y entretenimiento que se encuentra en la consola central. Aquí se puede controlar el clima, el ajuste del spoiler, la iluminación y el Porsche Communication Management, que incluye un sistema de sonido Burmester y el navegador.

Extremo

Para los clientes más apasionados, se ofrece el paquete Weissach. Estos autos podrán ser reconocidos por los colores especiales y diseños inspirados en los legendarios autos de carreras de Porsche. Tanto el techo, alerones traseros, espejos y los marcos del parabrisas tienen fibra de carbono visible. Por dentro ciertos elementos están cubiertos de Alcántara, en tanto que la fibra de carbono visible sustituye en gran parte al aluminio. Igualmente el aislamiento acústico se ha reducido para disfrutar más de la resonancia del V8. También agrega rines de magnesio, los cuales reducen 35 kilógramos el peso del vehículo. Otras referencias son los cinturones de seguridad de seis puntos además de piezas aerodinámicas adicionales.

Con todo esto Porsche deja claro que los automóviles híbridos son aburridos o en su caso que los súper deportivos consumen demasiado combustible. Con este sistema híbrido el 0918 Spyder además de ofrecer una respuesta explosiva al momento de poner el pie en el acelerador, el consumo de combustible no tiene comparación frente a un modelo con la misma potencia originada con un motor a gasolina.
porsche-918-spyder-2 1

porsche-918-spyder-3 1

2013-porsche-918-spyder-prototype-01 2

2013-porsche-918-spyder-prototype-05 2

2013-porsche-918-spyder-prototype-03 2

2013-porsche-918-spyder-prototype-11 (1) 2