Vilner BMW M6 Cabriolet Stormtropper, tuning de otra galaxia

 

2014-Vilner-BMW-M6-E64-Stormtrooper-(2)

Si de preparaciones tuning extremas hablamos, el BMW M6 Cabriolet modificado por Vilner se coloca en el primer lugar de nuestra lista. Se trata de un proyecto creado sobre la base del BMW M6 Cabrio de segunda generación, para un cliente austriaco que, como podemos ver, es fanático de la saga de Star Wars.

Con sede en Bulgaria, la empresa Vilner se inspiró en los soldados imperiales («Stormtroopers») al servicio de Darth Vader para modificar este descapotable alemán, a tal extremo que es difícil adivinar de qué auto se trata.

Exterior con kit aerodinámico exclusivo

La modificación incluye la instalación de un kit aerodinámico creado específicamente para este auto y el cual consta de fascias nuevas, parrilla frontal, cofre, faldones laterales, salpicaderas y ese prominente spoiler integrado en la tapa de la cajuela.

2014-Vilner-BMW-M6-E64-Stormtrooper-(1)

El Vilner BMW M6 Cabriolet Stormtropper también presume faros modificados, así como un sistema de escape menos restrictivo que se ve coronado por cuatro salidas cromadas. La cereza del pastel son esos enormes rines de aleación de 20 pulgadas que fueron pintados de color negro con aro en blanco.

Vilner asegura que está dispuesto a fabricar una serie limitada a 10 unidades del BMW M6 Cabriolet Stormtropper  si hay suficientes clientes interesados

Vilner aplicó toda su maestría en el interior de este BMW descapotable, colocando tapicería de cuero Nappa de color negro combinado con Alcantara de color café. La combinación es simplemente sensacional, además de elegante. Hay que destacar la parte posterior de los asientos que emula la armadura de los famosos soldados del Imperio Galáctico.

2014-Vilner-BMW-M6-E64-Stormtrooper-interior-(8)

Bajo el capó no encontramos grandes modificaciones. Se conserva el motor V10 que desarrolla 507 caballos de fuerza, suficientes para impulsar al Vilner BMW M6 Cabriolet Stormtropper .

Como ya mencionamos al principio, este auto fue creado para un acaudalado cliente austríaco cuya identidad se desconoce, no obstante Vilner asegura que está dispuesto a fabricar una serie limitada a 10 unidades si hay suficientes clientes interesados ¿Te animas?