Top 6 señales de que estás matando tu auto

No seguir un programa de mantenimiento

Dado que muchas partes de los automóviles se gastan o se dañan con el paso del tiempo, es necesario llevar a cabo un mantenimiento regular para que funcionen de forma óptima.

Las inspecciones rutinarias y las reparaciones puntuales mantendrán tu automóvil funcionando eficientemente y te evitarán más reparaciones costosas en el futuro. Las instrucciones del Manual del Propietario no son un capricho del fabricante ni una trampa para que vayas más seguido al concesionario.