Lexus IS, un millón de unidades en todo el mundo

Lexus IS

El Lexus IS, el sedán deportivo de lujo que debutó hace 17 años, ya superó el millón de unidades vendidas, gracias a su distribución en más de 70 países, con ventas que superan las 6,000 unidades al mes.

En 1999, Lexus lanzó la nueva gama Lexus IS con el objetivo de atraer a una nueva clientela joven con un sedán compacto y deportivo, con características de lujo, tracción trasera y excelente experiencia de manejo.

La rapidez con la que creció la reputación de Lexus como marca de excelente calidad y esmerado servicio al cliente fomentó el interés de los clientes por el IS y la gama pronto se expandió para incluir el modelo más potente de 3.0 litros, el IS 300 y, a partir de 2001, el SportCross.

El Lexus IS original resultó ser muy eficaz para abrirle puertas a Lexus cuando el modelo de segunda generación se presentó en el Auto Show Ginebra 2005.

Con un diseño distintivo y más sofisticado enraizado en la nueva filosofía de diseño de L-sutilidad y mayor refinamiento, el recién llegado proporcionó a Lexus una plataforma desde la que explorar nuevas posibilidades que ampliarían el atractivo para el mercado del IS.

Al IS 250 inicial, con un motor de gasolina V6 de 2.5-litros y disponible con cambio automático se le sumó en 2006 el primer diésel de Lexus, el IS 220d, principalmente en los mercados europeos.

Un año más tarde se presentaría en el Auto Show de Detroit el Lexus IS F, un modelo de alto rendimiento “diseñado por apasionados del motor, para apasionados del motor” tal como declaró Lexus entonces.

Lexus IS pionero del lujo y la deportividad

Lexus_IS_F_01

El Lexus IS F fue el primer modelo Lexus en mostrar el distintivo de rendimiento F, un predecesor del súper deportivo Lexus LFA y de los modelos RC F y GS F de hoy en día para el que se perfeccionaron todas las piezas del auto en aras de un mejor rendimiento y una conducción más placentera.

Con su motor V8 de 5.0-litros proporcionaba 423 caballos de fuerza a través de su pionera transmisión de ocho velocidades, lo que permitía al vehículo pasar de 0 a 60 millas por hora en solo 4.6 segundos (0 a 100 km/h.) y velocidad máxima de 4,8 segundos, en tránsito a su velocidad máxima de 168 millas por (270 km/h.).

El IS F fue un genuino pura sangre que fue sometido a extensas pruebas de conducción en la Fuji Speedway de Japón y en el renombrado circuito de Nürburgring, Alemania. Este pura sangre fue diseñado con componentes específicos de mejora del rendimiento, desde el motor, hasta los neumáticos y las llantas, pasando por la transmisión y la suspensión.

La versatilidad del Lexus IS se siguió explorando en 2009 con el lanzamiento del IS 250C, un convertible con techo rígido retráctil de tres piezas, un mecanismo que no solo era el más rápido del mercado sino que, gracias a su ingenioso diseño, el IS C resultaba tan atractivo con capota como sin ella y proporcionaba amplio espacio para los pasajeros de los asientos traseros.

Lexus IS en la era híbrida

lexus_IS200t_un_millon_01

La actual tercera generación del IS marcó el inicio de una nueva era con la introducción de la Tecnología Híbrida de Lexus.

Desde el lanzamiento del modelo en 2013, el IS 300h ha resultado ser, de lejos, la opción preferida de los clientes en mercados de Europa, donde su porcentaje de ventas es de  90%.

El modelo Lexus IS Full Hybrid se caracteriza por su excepcional eficiencia y suavidad, conservando asimismo los elementos que tradicionalmente han sido parte del especial atractivo del IS.

Su tren motriz combina un motor de gasolina de ciclo Atkinson de cuatro cilindros y 2.5-litros con un compacto y potente motor eléctrico que garantiza la suavidad y la respuesta de la conducción y está asistido por un sistema de sincronización variable de válvula inteligente Dual VVT-i, tecnología de inyección D-4S de Lexus y un sistema de recirculación de los gases de escape de alto rendimiento.

Su avanzado diseño técnico garantiza el ahorro de combustible y un nivel de emisiones sin precedentes, lo que refuerza el atractivo del modelo en un mercado en el que el comportamiento ecológico y los costos de propiedad del vehículo son consideraciones fundamentales para el consumidor.