Bentley Continental GT a la conquista de Pikes Peak 2019

Pikes Peak 2019

Hace algunos días Bentley nos sorprendió con la noticia de que deseaba apoderarse del récord de la “carrera hacia las nubes” y hoy nos presenta el Continental GT con el que pretende lograr la conquista del Pikes Peak 2019.

Tal como lo lees, Bentley ha decidido dejar el refinamiento de sus exclusivos autos y ahora buscará romper el récord de pista impuesto por el Porsche 911 Turbo S en el recorrido de Pikes Peak 2019, una carrera que pone a prueba el temple de los pilotos, dado que la meta se ubica a 4,5000 metros de altura. Además de la ruta que cuenta con desfiladeros profundos, la falta de oxígeno provoca que muchos conductores tengan que llevar un tanque de este preciado elemento para no sufrir problemas en el ascenso.

Bentley Continental GT

Pikes Peak 2019, el reto a vencer con un auto muy pesado

Para esta misión Bentley decidió echar mano del Continental GT, un gigantesco y lujoso coupé de 2.7 toneladas que llevará a bordo básicamente todo el equipo con el que sale de la fábrica, a excepción del equipamiento de seguridad, con el que han conseguido disminuir 200 kilos de peso.

Este gigante de dos toneladas es impulsado por un motor W12 de 6 litros biturbo que genera la impresionante cantidad de 626 caballos de fuerza, que en cualquier súper deportivo podrían ser más que suficientes para destrozar el récord, pero no en el caso de este pesado, pero muy veloz auto británico.

Bentley Continental GT a la conquista de Pikes Peak 2019

Por esto mismo, la firma británica decidió recurrir al experimentado piloto Rhys Millen, legendario por sus triunfos en el trazado de Pikes Peak y por haber establecido un gran número de récords mundiales en éste y en muchos otros circuitos alrededor del mundo. La experiencia de Millen será, sin duda, una pieza clave para que la firma de Crewe logre lo que se ha propuesto.

El recorrido del Bentley Continental GT se llevará a cabo el próximo 30 de junio, fecha en la cual comprobaremos si la destreza del piloto y el poder del motor son suficientes para batir el tiempo de 10:26.90 impuesto por el Porsche 911 Turbo S en 2014, y otorgarle al fabricante británico su segundo récord para un auto de producción con su modelo más emblemático.

Te puede interesar: Bentley Bentayga destruye récord en Pikes Peak