Video, historia Corvette Stingray 2020, el primero con motor central

El video historia Corvette Stingray 2020, narra las cuatro partes claves del proceso de investigación y desarrollo que culminó con la octava generación del legendario deportivo americano y el primer modelo motor central.

Aunque los primeros prototipos del Corvette creados en la década de 1960 fueron de motor central, General Motors y Chevrolet no empezaron con el trabajo dedicado al desarrollo de la actual generación sino hasta 2014.

Chevrolet ya había agotado todas las posibilidades para mejorar el modelos con motor frontal y la única forma de mantener vigente al Corvette era moviendo el motor detrás de los asientos.

Así, hace 6 años, un grupo de apenas 12 ingenieros de la firma de Detroit, inició un proyecto secreto con un prototipo que bautizaron Black Jack, creado sobre la plataforma del Corvette C7, carrocería de fibra de vidrio y detalles que lo hacían lucir como un modelo de la marca Holden, la filial de General Motors, que la semana pasada anunció su desaparición en Australia por falta de ventas.

Black Jack tenía la parrilla, emblema y luces delanteras y traseras de un Holden, pero debajo del disfraz creado para evadir a los espías, era el primer modelo moderno de un Corvette de producción general.

No fue hasta que el actual Presidente de General Motors, Mark Reuss, manejó el único prototipo existente y comprobó que tenía las cualidades necesarias para crear el Corvette C8, que el proyecto pudo pasar la su segunda etapa.

Historia Corvette Stingray 2020

Historia Corvette Stingray 2020 empezó con un ´Holden´

En 2016, el grupo de trabajo del nuevo Corvette C8 se amplió a un centenar de ingenieros y diseñadores, que crearon 11 prototipos para realizar las primeras pruebas de manejo en las pistas privadas de General Motors en Detroit y en calles públicas, con gran cantidad de camuflaje.

Tras superar esta segunda etapa, Chevrolet aprobó el proyecto para iniciar la fabricación de los primeros modelos bajo todas las características de diseño e ingeniería del modelo que eventualmente saldría a la venta.

El resultado es la nueva generación impulsada por el motor V8 que produce 495 caballos de fuerza a 6,450 revoluciones por minuto y 470 libras-pie de torsión por pie lineal (con el paquete con escape de alto desempeño), le permite acelerar de de 0 a 60 millas por hora en 2.8 segundos.

El motor va acoplado a la transmisión automática de 8 cambios y doble embrague – la única disponible en esta octava generación -, que produce cambios extremadamente rápidos y precisos,  que no deja lugar para ningún argumento válido para seguir insistiendo en la necesidad de la opción de la transmisión manual.

Con este tren motor y lo más avanzado de la ingeniería de Chevrolet, el nuevo Corvette Stingray 2020 mejora todos los aspectos la experiencia de manejo en comparación con el Corvette C7, que ya era un excelente auto deportivo.

Confirmado: Corvette Stingray Z51 2020