BMW Serie 7 Prototipo, el precursor de la enorme parrilla es de los 90

Por Bruno Magni - 2021/07/30

BMW Serie 7 Prototipo

Este Serie 7 Prototipo fue creado en los 90’s y aunque los ejecutivos de la marca dieron su aprobación, nunca vio la luz del día. Foto: BMW/Youtube

BMW está de vuelta con otro episodio de la serie “Inside BMW Group Classic”, esta vez detallando un concept car bastante interesante de los años 90. El Serie 7 prototipo nunca antes visto con el código ZBF-7er, fue un estudio de diseño que anticipó el futuro del auto. Con una gran parrilla en forma de riñón y un interior de lujo que definitivamente se adelantó a su tiempo.

Un Serie 7 Prototipo diseñado por un grande

En el video, el veterano del diseño Joji Nagashima, conocido por su trabajo en modelos populares como el Serie 3 E36 y el Z3 Roadster, presenta el prototipo como miembro del equipo de diseño. A principios de la década de 1990, dicho equipo estaba creando estudios para el futuro de la familia de sedanes de BMW, incluidos los modelos Serie 3, Serie 5 y Serie 7.

El ZBF-7er ocupaba un espacio más grande que el magnífico E38 Serie 7 que estaba en producción en ese momento. El diseño vertical de la rejilla en forma de riñón que parece fosas nasales gigantes debe haber sido demasiado peculiar para los años 90. Sin embargo, se puede decir que es más simple y está mucho mejor integrado con el resto del automóvil en comparación con el moderno Serie 4 G22.

Serie 7 Prototipo

Aunque no vemos la parte trasera en todo el video, esta es la única imagen que nos da un pequeño vistazo a esta sección del auto. Foto: BMW/Youtube

El perfil del automóvil con una línea de ventana que es bastante similar a la serie E65 7 que siguió en 2001. Lo interesante es que este Serie 7 Prototipo tiene manijas de las puertas emergentes y cámaras que reemplazan los espejos, dos características aerodinámicamente optimizadas que se están incorporando en los modelos de producción hoy, casi tres décadas después.

Minimalista por todos lados

La carrocería es minimalista, sin líneas de carácter y con un discreto acento cromado desde la parte delantera hasta la trasera. Todos los paneles de la carrocería estaban hechos de metal, golpeados a mano en Italia utilizando técnicas antiguas de carrocería. El único elemento decorativo del perfil son los enormes guardabarros laterales de BMW acabados en cromo, que el diseñador pensó que eran adecuados para la larga distancia entre ejes.

Según Nagashima, los rines más grandes disponibles en ese momento eran de 19 pulgadas, por lo que tuvieron que pedir neumáticos cortados a mano hechos a medida para el concepto. El camarógrafo no nos muestra la parte trasera, pero desde la vista lateral, podemos ver las luces traseras alargadas y horizontales sobre los acentos cromados a juego en el parachoques trasero.

Serie 7 Prototipo

Ell interior definitivamente se encuentra a la par de aquellos actuales, aunque lo único que le falta es una pantalla más grande. Foto: BMW/Youtube

Interior actual

Si el exterior era demasiado frío para los años 90, el interior era futurista. La pantalla de infotenimiento puede parecer pequeña para los estándares actuales, pero el hecho de que esté conectada con el grupo de instrumentos analógicos es predictivo del futuro. Otra característica que ahora es una tendencia de diseño en la industria automotriz son las rejillas de ventilación en el centro del tablero.

Todos los botones están dispuestos en el túnel central, el volante o la parte superior del tablero, dejando espacio en la consola central para varios cajones. La madera y el metal se combinan con tapizados de color claro para los asientos y madera más oscura para la parte inferior de la cabina.

Como ocurre con todas las limusinas, los pasajeros traseros no pasaron desapercibidos. Tienen computadoras portátiles integradas en el respaldo, una mesa expandible y un grupo de botones que parece un predecesor del iDrive de BMW que debutó mucho más tarde en todos sus modelos de producción.

El Serie 7 Prototipo se puede conducir, pero BMW no proporcionó detalles sobre lo que se esconde debajo del capó. Suponemos que el V12 de 5.4 litros del E38 Serie 7 que produce 322 hp y 361 lb/pie de torque sería ideal para este automóvil.

Nagashima dijo que en los años 90, el prototipo fue bien recibido por los miembros de la junta, y a todos en BMW les encantó. A pesar de que muchos elementos del ZBF-7er encontraron su camino en modelos de producción posteriores, el video no explica por qué no se presentó al público como un automóvil conceptual y qué siguió al final de su desarrollo.



Bruno Magni

Auto-Entusiasta. Amante tanto los autos modernos como de los clásicos. Como todos, tengo mis marcas favoritas pero lo que más me gusta son los buenos autos, no el escudo en el cofre. Prefiero decir lo que me gusta y lo que no, a tratar de quedar bien.

Artículos relacionados

GUÍA DE COMPRA POR FABRICANTE