James Bond y los autos, combinación explosiva por más de medio siglo

Por Marcos Bureau - 2021/09/06

mejores películas de acción

El cambio de Aston Martin a BMW para The World Is Not Enough no fue muy popular para los amables de la saga británica de James Bond. Foto BMW.

A través de sus películas, el famoso agente secreto utilizó varios vehículos, muchos de ellos con elementos adicionales que le fueron de gran ayuda. Con el tiempo. Esos coches fueron conocidos como los vehículos más famosos de James Bond.

Todo comenzó a partir de los años de la Guerra Fría con el Sunbeam Alpine, para proseguir con un Bentley en Desde Rusia con Amor. Curiosamente, en las novelas de Ian Fleming, Bond conducía modelos de Bentley, y no el vehículo por antonomasia de sus filmes, el famoso Aston Martin DB5 de 1964 que estrenaría en Goldfinger. Sean Connery volvería a llevar un Bentley en la extraoficial Nunca Digas Nunca Jamás.

Los vehículos más famosos de James Bond en la década de los 70

mejores películas de acción

Un Lotus Esprit Turbo apareció en la película “Solo para tus ojos”. Foto: Lotus

En los años 70 se destacó el fabuloso Lotus Esprit, que en la película “The Spy Who Loved Me” de 1977 se convertía en submarino. Como resultado de que Bond utilizara dicho coche, llegó a haber listas de espera de más de un año para adquirir uno. Y aunque en la segunda mitad de los 90 Bond volvió a conducir un Aston Martin, con GoldenEye, abandonó los coches británicos por alemanes, pasándose a BMW.

Fue entonces cuando tanto la marca bávara como la norteamericana aprovecharon los filmes del agente secreto para presentar los modelos Z3 y Mondeo, respectivamente.

El legendario Aston Martin DB5

James Bond

El Aston Martin DB5 ha sido uno de los autos más emblemáticos del agente secreto James Bond. Foto: Aston Martin

Entre los vehículos más famosos de James Bond, sin duda el DB5 ha sido el más importante. Este modelo fue utilizado en las películas Goldfinger, Operación Trueno, GoldenEye, El mañana nunca muere, Casino Royale, Skyfall y Spectre.

Hagamos el recuento de sus películas y los autos que utiliza en cada una de ella. En la primera cinta, Dr. No, usó un Chevrolet Bel Air convertible el cual es alquilado y lo utiliza para desplazarse en Jamaica.

En la cinta From Russia With Love, James Bond manejó un Bentley Mark IV, pero a partir de Goldfinger y Thunderball, el flemático agente secreto vive sus aventuras a bordo del ya clásico Aston Martin DB5, aunque su némesis Goldfinger utilice un Rolls-Royce Phantom III de 1937 y en Thunderball aparezca, además, un Lincoln Continental.

Aston Martin y James Bond, combinación sin igual

James Bond

Un Ford Mustang Mach 1 1973 apareció en la cinta “Los Diamantes son eternos”. Foto: Ford.

Aunque Ian Fleming había colocado a Bond en un DB Mark III en la novela, el DB5 era el modelo más nuevo de la empresa cuando la película se estaba realizando. El coche utilizado en la cinta fue el prototipo original DB5, con otro coche estándar utilizado para acrobacias.

En la siguiente aventura del agente con licencia para matar llamada You Only Live Twice, sube a bordo de un Toyota 2000 GT. Cuando Connery decide darse un descanso en el personaje y el australiano George Lazenby toma el relevo en la cinta On Her Majesty’s Secret Service, vuelve a usar el ya famoso y mencionado  Aston Martin DB5 1969, aunque por ahí también podemos ver un Mercury Cougar.

En la última cinta del James Bond original (al menos hasta ese momento), llamada Diamonds Are Forever, Bond se pasea por Las Vegas a bordo de un Ford Galaxie 500 y de un Ford Mustang Mach I.

Entra en acción Roger Moore

 autos de película

Un Lotus Esprit apareció en la película “La espia que me amo”, donde se convirtió en submarino. Foto: Lotus

Cuando hablamos de los vehículos más famosos de James Bond es imprescindible hablar del debut de Roger Moore como Bond con la cinta Live and Let Die, en la cual el personaje no utiliza ningún auto, y en la siguiente entrega The Man With The Golden Gun, el auto es usado por el villano (Christopher Lee), fue un AMC Hornet y un AMC Matador. ¡Ah! Pero en la siguiente cinta, The Spy Who Loved Me, Bond anda a toda velocidad y hasta se sumerge en el mar a bordo de un Lotus Esprit color blanco.

En Moonraker, oficialmente no utiliza ningún auto, pero aparece un Jeep Wagoneer. Ante los excesos visuales vividos en la saga hasta el momento, Bond utiliza para salvar su vida en la cinta For Your Eyes Only un Lotus Esprit Turbo y acaba a bordo de un Citroën 2CV.

En Octopussy, Bond no usa propiamente un auto, sólo aparece brevemente un Alfa Romeo GTV6.  En la última cinta de Moore como el 007, no utiliza vehículo alguno para sus aventuras, pero aparecen un Rolls Royce, un Jeep Cherokee y en la espectacular persecución en París, de la torre Eiffel al río Sena aborda un Renault 11 que de hecho es un taxi, que por cierto es partido a la mitad en una escena delirante.

El regreso de Aston Martin

Aston Martin DB5 Goldfinger

Aston Martin DB5 al lado de Sean Connery en la película Goldfinger. Foto: Archivo Autoproyecto

Ahora bien, a finales de los años 80, en el debut de Timothy Dalton en el papel, The Living Daylights, Bond regresa a su Aston Martin V8 Vantage que acaba explotando por cierto y también aparecen brevemente un Audi 200 Quattro y un Land Rover 1/2 ton Lightweight.

En Licence To Kill (que tiene un par de escensas filmadas en nuestro país) aparece un Lincoln Mark VII, un Rolls-Royce Phantom V, un Rolls-Royce Silver Shadow y una Dodge Ram aunque Bond no conduce ninguno de ellos.

Tuvieron que pasar cinco años para renovar al personaje y para que apareciera en escema Pierce Brosnan en la cinta GoldenEye, donde Bond vuelve a los orígenes, conduciendo un Aston Martin DB5 y un BMW Z3.

En Tomorrow Never Dies, Bond vuelve a usar el Aston Martin DB5 y un BMW 750iL que es conducido a control remoto desde su teléfono.

James Bond

James Bond persigue a Xenia Onatopp durante la película Goldeneye. Foto: Archivo Autoproyecto

En The World Is Not Enough Bond conduce un BMW Z8, que por cierto acaba partido a la mitad. En Die Another Day, maneja un Aston Martin Vanquish que hasta tiene la capacidad de hacerse invisible y un Ford Fairlane.

Prosiguiendo con el tema de los Los vehículos más famosos de James Bond, en el debut de Daniel Craig, Casino Royale, Bond conduce un Aston Martin DB5 y aparece brevemente un Ford Mondeo. En la siguiente cinta de la saga, Quantum of Solace, conduce su Aston Martin DBS y aparecen también un Volvo S40, un Ford Ka, un VW Sedán y un Ford 4×4 Pick-up.

En la cinta Skyfall, Bond sigue con su Aston Martin DB5 y por ahí aparece un Land Rover Defender. En la última (hasta el momento) cinta de James Bond, Spectre, Bond conduce un Aston Martin DB10, aunque también aparece un Rolls-Royce Silver Wraith.

Y por supuesto que no podemos no podemos olvidar el coche que conduce el villano de la película Mr. Hinx, interpretado por Dave Batista, quien conduce un Jaguar C-X75.

Ahora solo falta esperar el anhelado estreno de la última cinta que estelarizará Daniel Craig, “Sin tiempo para morir” y que se estrenará – por fin – el próximo mes de octubre. Mientras ese momento llega, te dejamos con el tráiler final del esperado filme.



Marcos Bureau

Licenciado en Letras Hispánicas por la Universidad Nacional Autónoma de México. Marcos nació en la Ciudad de México y desde hace más de 25 años se encuentra inmerso en el ámbito automotriz. Es creador y Director Editorial de algunas de las revistas automotrices más connotadas como Vochomanía, Mundo Volkswagen, Curvas serie Mustang, Súper Pick Ups, Tuning Car y muchas más.

Artículos relacionados

GUÍA DE COMPRA POR FABRICANTE