Maravilla aerodinámica; Audi e-tron Prototype en el túnel de viento

Audi e-tron Prototype en el túnel de viento
Audi e-tron Prototype en el túnel de viento

El Audi e-tron prototype en el túnel de viento demostró ser una verdadera maravilla aerodinámica en el segmento de los SUVs 100% eléctricos, con un coeficiente de resistencia de 0.28 y una autonomía de 250 millas (400 kilómetros).

Estas cifras de máxima eficiencia se lograron en un túnel de viento donde las aspas del rotor con un diámetro de alrededor de 15 pies, donde el Audi e-tron prototype fue colocado directamente frente al ojo del huracán artificial.

En el banco de pruebas de aeroacústica del Centro del Túnel de Viento en Ingolstadt, el más silencioso del mundo, los ingenieros de Audi optimizan la resistencia aerodinámica y el ruido bajo condiciones extremas, durante más de 1,000 horas de pruebas.

Ambos son aspectos cruciales para la eficiencia y el confort en un automóvil. Con una potencia de 2,6 megavatios, el ventilador es capaz de reproducir corrientes de viento de hasta 187 millas por hora (300 km/h).

El resultado fue un coeficiente aerodinámico de 0.28. Los clientes se benefician directamente de esta cifra tan baja, ya que contribuye decisivamente a la hora de superar las 250 millas, según el WLTP. Una centésima en la cifra del coeficiente aerodinámico supone una autonomía de unas 3 millas (5 kilómetros) en condiciones de conducción real.

En viajes largos, para los que el Audi e-tron está preparado, la aerodinámica es clave de cara a la resistencia al avance, más importante incluso que la resistencia a la rodadura y que la inercia.

La energía que necesita el auto para superar esa resistencia es energía perdida. Por eso es tan importante contar con un buen coeficiente aerodinámico.

Audi e-tron Prototype en el túnel de viento
Audi e-tron Prototype en el túnel de viento

Sin embargo, en el tráfico urbano entran en juego otros factores ya que un vehículo eléctrico puede recuperar gran parte de la energía utilizada al frenar, lo que reduce la importancia de su peso total.

Para lograr un coeficiente aerodinámico de 0.28, los ingenieros de Audi desarrollaron una amplia gama de medidas para mejorar el flujo de aire en toda la carrocería.

Algunas de estas soluciones se aprecian a primera vista, mientras que otras cumplen su propósito sin ser tan evidentes.

Gracias a esta serie de medidas, el coeficiente aerodinámico del Audi e-tron prototype se reduce en un valor de casi 0.07 respecto al de un vehículo comparable con un sistema de propulsión convencional.

Con un perfil de utilización típico, esto supone un aumento de la autonomía de aproximadamente 21 millas (35 kms.) por cada carga de la batería.

You may also like

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter