Ford Mustang Mach-E, el inicio de una nueva revolución eléctrica

El debut de la SUV Ford Mustang Mach-E marcó el inicio de una nueva era eléctrica para la marca y la evolución de uno de los nombres más icónicos en la historia de la industria automotriz.

Como sucedió en su momento con otros nombres de leyenda como Porsche cuando presentó la SUV Cayenne, algunos amantes de la tradición del Ford Mustang consideran que un SUV 100% eléctrico con el mismo nombre es un verdadero sacrilegio.

Sin embargo, Ford decidió que su 1er. vehículo 100% eléctrico debía ser un Mustang «nacido de los mismos ideales estadounidenses que inspiraron el coupé deportivo más vendido del mundo», como primer paso a su transformación a una empresa de movilidad sostenible.

Tras años de trabajo de investigación y desarrollo, el resultado es un SUV que promete «una conducción y un manejo enérgicos, con tecnología de vehículos conectados de última generación».

Cuando salga a la venta a finales de 2020, la Ford Mustang Mach-E estará disponible con opciones de batería estándar y de alcance extendido con tracción trasera o tracción total impulsada por motores de imanes permanentes.

Mustang Mach-E

Equipado con una batería de alcance extendido y tracción trasera, la Mach-E ofrecerá un alcance estimado por la Agencia de Protección al Medio Ambiente (EPA) de al menos 300 millas.

En configuraciones de tracción integral de alcance extendido, el tren motor producirá el equivalente de 332 caballos de fuerza y 417 libras de torsión por pie lineal, para acelerar de 0 a 60 millas por hora en tiempo similar a la Porsche Macan con motor  de gasolina.

Ford también ofrecerá dos versiones especiales de rendimiento; la GT que haría el 0-60 mph en unos 3.5 segundos, y la GT Performance Edition, que reduciría el tiempo en medio segundo, similar al registro de un Porsche 911 GTS.

Ambas configuraciones Mustang Mach-e GT ofrecerían una potencia estimada de 342 kW (459 caballos de fuerza) y 612 libras de torsión por pie lineal (830 Nm).

La versión GT Performance Edition está equipada además con el sistema de amortiguación MagneRide, una tecnología de suspensión adaptiva que permite a los conductores agarrarse a la carretera para «una conducción emocionante y cómoda».

Ford Mustang Mach-E

Ford ofrecerá un sistema opcional de frenos Brembo totalmente nuevo, que mantiene la funcionalidad de un calibrador fijo y uno flotante.

Para ajustar la experiencia de manejo al gusto del conductor, la Mustang Mach-E ofrece tres modos manejo: Whisper, Engage y Unbridled, cada una con un sonido y sensaciones distintas.

Los ingenieros de Ford ajustaron el sistema para proporcionar una excelente tracción en la carretera, tras numerosos Test Drives en terrenos húmedos y nevados para ayudar a controlar las condiciones resbaladizas.

La Mach-E es el primer vehículo de producción en ser ajustado por el equipo Ford Performance, con el simulador de carreras en sus instalaciones de Carolina del Norte, donde prepara sus autos para las competencias de la NASCAR.

Mustang Mach-E