Volvo XC40 Recharge, debut de una nueva era eléctrica

Volvo XC40 Recharge

El debut del Volvo XC40 Recharge en Los Angeles, marcó el inicio de uno de los planes más ambiciosos de la industria automovilística para contribuir a la reducción de emisiones contaminantes, encabezada por una nueva gama de vehículos recargables con motor totalmente eléctrico o híbrido enchufable.

El objetivo de esta gama es impulsar aún más las ventas de vehículos eléctricos de Volvo e incentivar a los conductores de híbridos enchufables para que utilicen el modo Pure siempre que sea posible.

El plan incluye acciones concretas en consonancia con el acuerdo mundial de París 2015 sobre el clima, que busca limitar el calentamiento global a 1,5 C por encima de los niveles preindustriales.

Entre los objetivos de Volvo Cars para 2040 no solo está el de reducir las emisiones a través de la electrificación total, otra área en la que la empresa ocupa una posición de vanguardia.

También reducirá las emisiones de carbono en su red de producción, sus operaciones generales y su cadena de suministro, así como mediante el reciclado y la reutilización de materiales.

Volvo XC40 Recharge

A corto plazo, Volvo Cars ha empezado ya a introducir varias medidas para reducir  en 40%,  las emisiones de CO2 por vehículo durante toda su vida útil para 2025. Para ese año, la empresa también pretende que las operaciones de su red de producción mundial no tengan ningún impacto sobre el clima.

Volvo espera que para 2025, las ventas globales de vehículos totalmente eléctricos representen 50% del total, lo que equivaldría a una reducción de 50% de las emisiones por vehículo entre 2018 y 2025.

Otros objetivos a corto plazo son reducir, para 2025, un 25% las emisiones de CO2 relacionadas con la cadena de suministro global, un 25% la cuota de plásticos reciclados en los vehículos Volvo nuevos y un 25% las emisiones de carbono generadas por las operaciones generales de la empresa, incluidas las de fabricación y logística.

Volvo Cars fue uno de los primeros fabricantes de vehículos convencionales en comprometerse con la electrificación total y la eliminación progresiva de los vehículos alimentados exclusivamente por motores de combustión interna.

A partir de este año, cada nuevo Volvo que se presente será eléctrico y tras la presentación del Volvo XC40 Recharge, informará sobre el progreso de la reducción de la huella de carbono generada por cada nuevo modelo durante su ciclo de vida medio.