Top 5 diferencias de un auto eléctrico

Por Javier Mota - 2016/12/05

Top 5 diferencias de un auto eléctrico

El Top 5 diferencias de un auto eléctrico te dará todas las respuestas por si estás en el proceso de decisión de comprar o hacer lease de uno de los modelos que no requiere gasolina para tu movilidad.

Gracias a la proliferación de modelos nuevos como el Chevrolet Bolt EV, las nuevas generaciones del Nissan LEAF, el BMW i3 y el smart fortwo electric drive con mayor rango de independencia por carga de batería, cada vez más conductores están considerando comprar o hacer un lease de uno de estos vehículos, que son una solución muy práctica de movilidad urbana.

Según cálculos de la industria, casi 17 millones de vehículos híbridos o eléctricos circularán por las calles y carreteras de todo el mundo para el año 2002, un estimado que aumentó de 12 millones apenas el año pasado, gracias a las más recientes innovaciones de las Top 5 marcas de autos eléctricos.

Las nuevas cifras fueron reveladas por la firma británica de mercadeo Juniper Research, que publicó los resultados de un estudio en el que los consumidores dijeron sentirse más confiados en la tecnología híbrida-ecléctica, la red de infraestructura para recargar las baterías y la independencia de viaje por cada carga, así como los incentivos financieros de los fabricantes y los gobiernos para impulsar vehículos con tren motor alternativo a la gasolina.

El estudio indicó además que fabricantes como Tesla y Chevrolet están avanzando rápidamente en el desarrollo de tecnologías que permitan eliminar por completo la “ansiedad de alcance” que todavía hace que muchos consumidores prefieran continuar manejando autos con motor de combustión interna antes de cambiar a un híbrido o un eléctrico.

De hecho, según datos del sector, sus ventas crecieron más de 50% en lo que llevamos de año; pero… ¿se conducen igual que los de combustión tradicional?

Continúa leyendo para conocer todos los detalles ...

Top 5 diferencias de un auto eléctrico

Aceleración inmediata

Hay que tener en cuenta que los autos eléctricos no tienen ni caja de cambios ni embrague y por tanto, se conducen como un auto con transmisión automática de un solo cambio.

Sin embargo, cuidado, porque la fuerza inicial es instantánea y en consecuencia la aceleración es mayor que en un vehículo de motor de combustión tradicional, lo que hace que vayan a máxima potencia partiendo desde cero revoluciones.

Por esta razón, hay que conducir con suavidad, sobre todo en los primeros momentos de trayecto, acelerando de forma suave y progresiva.

Pero por esta misma razón, los autos eléctricos pueden ser muy divertidos de manejar, contrario a lo que muchos puedan pensar.

La desaceleración es el nuevo freno

Los últimos modelos de autos eléctricos vienen equipados con un sistema de recuperación de energía que recarga parcialmente las baterías al soltar ligeramente el acelerador, con lo que la velocidad se reduce en el momento que se levanta el pie del acelerador.

Si estuviéramos en un coche con motor convencional, esta acción sería el equivalente a pisar con suavidad el freno.

Cuidado con el aire acondicionado

En un auto con motor de combustión interna tradicional, se recomienda llevar una temperatura que no supere los 70 grados para no aumentar el consumo de gasolina.

En el caso del auto eléctrico, hay que tener en cuenta que la autonomía del vehículo se puede ver afectada dependiendo de la conducción y del uso de calefacción o el aire acondicionado, para que estos afecten lo menos posible a la autonomía se recomienda utilizar los sistemas automáticos de conexión.

De esta forma, cuando se vaya a usar el coche estará ya a la temperatura adecuada y el climatizador sólo tendrá que mantenerla.

Sin planificación, no hay viaje

La autonomía de los vehículos eléctricos es inferior a la de un vehículo tradicional y requiere de una planificación anticipada de las rutas así como a tener en cuenta los puntos de recarga para aprovechar al máximo las cargas adicionales que se puedan realizar durante el día.

Por ahora, Tesla y Chevrolet con el Bolt EV, tienen la delantera con vehículos que tienen más de 200 millas de independencia por carga de batería.

Límite de carga

En su mayoría los autos eléctricos son pequeños, y el tamaño de las baterías pueden afectar tanto espacio para los pasajeros y el espacio de carga.

Así las nuevas tecnologías están en desarrollo para reducir tamaño del sistema al tiempo que aumenta la energía y la capacidad de la batería, pero por el momento esto no es posible para que la mayoría de las familias recurran a un EV.

Quizá el caso más extremo es el smart fortwo electric, pero para ser justos, la diferencia en la capacidad de carga con el modelo regular es mínima, aunque los cables para la recarga sí ocupan un espacio en el ya de por si limitado maletero.