Kia Imagine, concept car eléctrico con 21 pantallas

El concept car 100% eléctrico, Kia Imagine presentado en el Auto Show Ginebra 2019, con sus 21 pantallas en la consola frontal, es el reflejo visual de la revolucionaria estrategia de electrificación del fabricante coreano.

Gracias a la disposición del sistema de propulsión, ubicado en la parte más baja de la carrocería, el equipo de ingeniería y diseño de Kia pudo crear una arquitectura del chasis diferente a la de los vehículos impulsados por motores de combustión interna y aprovechar al máximo el espacio de la cabina.

El amplio interior, también permitió incluir un irónico sentido del humor con las 21 pantallas individuales de alta resolución están dispuestas en curva y sincronizadas a lo largo de la parte superior de la consola frontal.

«Estos 21 monitores increíblemente finos son una respuesta humorística e irreverente a la competición que hay actualmente entre algunos fabricantes de automóviles para ver quién produce el automóvil con la pantalla más grande», dijo Ralph Kluge, Director General de Diseño Interior de Kia Motors Europa, en referencia al concept car del fabricante chino Byton presentado en CES Las Vegas 2019 con panel de 48 pantallas.

Las 21 pantallas del Kia Imagine crean eventualmente una unificada desde la perspectiva del conductor, en una fresca e ingeniosa aproximación a la forma de apartarse al uso de las pantallas fijas tradicionales.

Kia Imagine con la nueva Tiger Mask iluminada

El diseño exterior fue creado para «no encajar dentro de las categorías preestablecidas de la industria, dijo Gregory Guillaume, Vicepresidente de Diseño en Kia Motors Europa.

“El Kia Imagine reúne elementos de un poderoso SUV, de un sedán afinado y atlético, y de un crossover espacioso y versátil», agregó.

Por el frente se destaca una nueva interpretación de la parrilla Tiger Nose de Kia, llamada ahora Tiger Mask, que es iluminada y enmarca los grupos ópticos con tecnología LED.

Separados por unos “parpados” horizontales, las luces cortas y largas están alojadas tras una sola lámina de cristal acrílico, creando el efecto de una mirada penetrante que flota libremente sobre un soporte visible.

Esta llamativa Tiger Mask crea un motivo luminoso reconocible y distintivo, que instantáneamente lo identifica como un Kia del Siglo XXI.

Las ruedas de aleación de 22 pulgadas contribuyen a la relación visual del vehículo con el movimiento de la luz, ya que cada una tiene cuatro inserciones de cristal acrílico, pulidos en la parte frontal y con ángulos en corte de diamante en la posterior.

Cuando las ruedas se mueven, reflejan y refractan la luz casi como lo haría un diamante tallado. Las propias llantas están dotadas con Goodyear 255/35 R22 Intelligrip EV, neumáticos experimentales desarrollados específicamente para este prototipo*.

La arquitectura completamente eléctrica no solo hizo posible que el equipo de diseño de Kia creara un interior abierto y espacioso para los pasajeros, sino también para su equipaje.

El vehículo tiene dos amplios espacios de carga: un baúl delantero y la tradicional área de carga trasera, a la que se accede a través de una tapa de cristal.