Test Drive Mercedes-Benz EQC 2020 en Oslo, Noruega

Mercedes-Benz EQC 2020 con amplio equipo estándar

Incluso en su versión básica, el Mercedes-Benz EQC 2020 ofrece una gama extremadamente completa de equipamiento estándar y, como líder de la marca EQ, encarna los cuatro pilares de la estrategia de digitalización de CASE: “Connected», “Autonomous», “Shared & Services» y “Electric Drive».

Parte del equipo base incluye Control de ángulo muerto, faros MULTIBEAM LED con luces de carretera automáticas PLUS, cristales tintados, Paquete de confort KEYLESS-GO, Paquete de aparcamiento, Paquete de retrovisores y el acabado Electric Art interior. Durante el primer año además se incluyen equipos como los cristales calorífugos e insonorizantes, sistema de sonido Advanced, Preinstalación para Mercedes me Charge y Preinstalación para IONITY, que permite la carga rápida a 110 kW a precio reducido.

El pilar “Connected” de la estrategia CASE se refleja en el sistema de info-entretenimiento Mercedes-Benz MBUX con dos pantallas de 10,25″ cada una, que también forma parte del equipo de serie,

Gracias a la inteligencia artificial, MBUX puede aprender del usuario, una de ellas táctil (pantalla derecha) y el uso de control de voz a través del comando «Hey Mercedes«.

La versión MBUX, desarrollada especialmente para el EQC incluye características y servicios desarrollados específicamente para satisfacer los requisitos de movilidad eléctrica que se utilizan exclusivamente para los modelos de la marca EQ.

Por ejemplo, permiten una navegación con una planificación de ruta optimizada en cuanto a la autonomía, incluyendo paradas de carga, ajustes de carga personalizados y control climático previo a la entrada en el vehículo.

Otro punto a destacar es la asistencia inteligente al conductor con cinco programas de conducción diferentes y cinco niveles de recuperación individuales que se pueden adaptar en función de la velocidad y el recorrido del vehículo.

Mercedes me Charge permite el acceso a las estaciones de carga rápida, especialmente en viajes de larga distancia, con tiempos cortos de recarga que permiten un viaje sin ninguna ansiedad por quedarse varado,